Get Adobe Flash player

ULTIMAS NOTICIAS

trinquetes-politicos-del-miercoles-24-de-mayo-del-2017QUE DIJERON WASHIGNTON Y MARTÍN……….Fue en el día central del aniversario de la UNAM, Washington Zeballos, presidente de la comisión...
alambres-sobre-lineas-energizadas-ocasionaron-el-corte-de-energia-en-moquegua-samegua-y-torata(Moquegua, 24 mayo 2017).-Como consecuencia de actos de vandalismo que se suscitaron la noche de ayer martes 23 de mayo...
martin-vizcarra-asume-compromisos-economicos-con-universidad-nacional-de-moquegua(Moquegua, 24 mayo 2017).- El presidente de la república en ejercicio Martín Vizcarra, asumió el compromiso de conseguir recursos adicionales...
aniversario-de-ilo-disponen-embanderamiento(Ilo, 24 mayo 2017).- La Municipalidad de Ilo, a través del Decreto de Alcaldía N° 03-2017-MPI,  dispuso el embanderamiento general...
distrito-de-ubinas-recibio-visita-de-funcionarios-de-autocolca(Ubinas, 24 mayo 2017).- La Municipalidad Distrital de Ubinas recibió de tal como estaba programado la visita del Presidente del...
biblioteca-municipal-de-ilo-contara-con-sistema-digital-para-consulta-de-libros(Ilo, 24 mayo 2017).- En acto ceremonial previsto el día de hoy en la Casa de la Cultura se dio...
sis-transfiere-mas-de-s-900-mil-soles-a-hospitales-de-moquegua(Moquegua, 24 mayo 2017).- Con el propósito de continuar garantizando la correcta y oportuna atención de sus asegurados, el Seguro...
martin-vizcarra-estara-en-ilo-por-47-aniversario-de-esa-provincia(Moquegua, 24 mayo 2017).- Con motivo del 47° aniversario de creación política de la provincia de Ilo, el Consejo Regional...
trinquetes-politicos-del-martes-23-de-mayo-del-2017PISTAS Y VEREDAS GRACIAS A VECINO DE CUCHUMBAYA.........En Cuchumbaya donde la gestión municipal del alcalde  Vladimir Gonzales está para echarse...
torata-inauguran-local-multiusos-en-el-sector-de-quele(Torata, 23 mayo 2017).- En horas de la tarde de ayer  lunes 22 de mayo se llevó a cabo la...

7 Millones de Visitas

7000000

Ud. es el Visitante:

lA recova moquegua1Por: Rony Flor Coayla
(Moquegua, 23 mayo 2017).- Antes iba a los matrimonios de mis amigos y los bautizos de sus hijos, ahora un poco más y voy a los velorios de algunos de ellos y me entero del deceso de otros conocidos. Claro, tuve la dicha de conocer personas nobles y notables que seguro ya casi nadie se acuerda de ellos, son de la época de cuando la gente se cruzaba en la calle a las 6:00 horas, de la “madrugada”, y era normal que se saluden sin conocerse.
Por si acaso, a los moqueguanos nos dicen dormidos los forasteros que llegaron y que por necesidad madrugaban para ganarse el pan diario, en cambio los citadinos sin necesidades apremiantes recién a las 8:00 horas, sacaban la cabeza adormitados para mirar por la calle para arriba y abajo.
Cuantos hechos y lugares que no se repetirán. Una vez mi viejita Benita me mandó a comprar vino a la bodega de Villegas en una damajuana forrada con cañita, era un encargo de cinco litros para Toquepala, al final de la calle Ayacucho, tanta era la demanda por los aguardientes de Moquegua que tenía hasta cuatro secretarias para atender al público. Pagabas en la oficina de abajo e ibas con tu boletita por el camino del costado al encuentro del despachador, el fulano antes de llenarte la botella te servía una copa de semi seco, tendría 8 años, con razón me gusta mi trago. Al toque te electrizaba el cuerpo y me sentía como en el aire. Además a los chibolos de entonces ¿a quién no le hicieron un ponche con una gotitas de un dulce o borgoña. Allí estaba a veces don Alberto Villegas, dueño y heredero de la industria vitivinícola, años después me comentó que tanta era la bonanza, que nunca le cambio llantas a sus carros, antes que lleguen a los 5 milímetros ya tenía otro ejemplar del año.
Su hermano Mario, más alto, más se lo veía en la tremenda ferretería de la esquina de la calle Moquegua, frente al Banco de Crédito, que en paz descansen. Eran los dueños del cine Moquegua, ese de los domingos “torreja” y cuando se estrenaban películas, no sé de dónde salía tanta gente. Los sábados por la noche función doble y cuando había películas porno, como el cine Variedades de Arequipa, ya se imaginarán. A las señoritas que atendían en boletería ahora las veo entradas en años.
El cine más antiguo fue el Mariscal Nieto con butacas cómodas, aunque en los últimos años había pulgas, el segundo nivel daba miedo y cuando entrabamos a ver las películas de Capulina, los trancos por las gradas eran de a tres, desesperados por ver la pantalla gigante, era lo máximo. Después se hizo el Bolognesi, de los Gambetta, en La Alameda y al final el cine Moquegua. Dicen los antiguos que las primeras funciones o proyecciones de películas fue en los restos de la iglesia San Francisco, donde funcionó la gran Unidad Escolar Santa Fortunata, eran mudas y un pianista le ponía la melodía, exactamente a la altura de esa capilla improvisada después del terremoto del 2001, al costado del parquecito frente al Banco de la Nación.
Hablando de educación, en ese monumento histórico, hoy tremendo desperdicio cuando debería rescatarse para el turismo, funcionó el colegio La Libertad que a fines de los 50, con las grandes unidades escolares construidas por el gobierno de Odría, pasó a la Av. “25 de Noviembre”. Después allí funcionó el colegio Santa Fortunata donde conocí a Florencia Chocano Chambilla, auxiliar de las bravas, no era mala, pero era bien gritona cuando se trataba de disciplina. Le gustaba las flores y el orden, en los pasillos coloniales habrá transitado un millón de veces con pantalón y zapatitos planos. Las campeonas nacionales de vóley juvenil, fueron sus engreídas, murió en el baño de su tradicional casona de la calle Moquegua 3ra cuadra, donde la buganvilla se salía hasta la calle, fue días después del terremoto del 23 de junio.
No sé por qué lado o ángulo comenzar cuando quiero hablar de conocidos que ya no están con nosotros. Otro que conocí o lo vi jugar fue Rolando Catacora, era chibolo cuando jugó por el Deportivo La Breña campeón de campeones en los años 70, frío y calculador en la zaga, impecable en los despejes y cuando había bronca, ahí estaba el “Cholo” metiendo golpe. Sino pregúntenle a José (El Negro), su hermano, que todavía juega súper master en Estuquiña y se fuma su cigarrito. Jugó con Advíncola, papa del ahora seleccionado; Zegarra, chato delantero que después se fue al Melgar; “Chocho” Vásquez, el de toque fino y golazos de tiro libre y que hoy lo vemos a veces en la plaza de Moquegua; “Chuchampas” Maldonado, jugador fuera de serie tan profesional como El Gato Cuellar. “Piruncho” Zeballos, otro delantero veloz, ingeniero de profesión. Fueron jugadorazos. Luis “La China” Vílchez, que se vino de la selva y se enamoró de una moqueguana, después como técnico formó muy buenos jugadores, entre ellos Nicol Prado, ex Cobresol y campeón del 2010 cuando llegamos al fútbol profesional. Habrá momento de hablar de nuestros deportistas vivos cuyas historias se guardan y no se cuentan.
Tanto personaje como César Vizcarra Vargas, el auténtico de la frase “pueblo de mi tierra”, que llegó a representarnos en la asamblea nacional que elaboró la constitución del 79 junto a Víctor Raúl Haya de la Torre. Por el año 89, en el primer gobierno de Alan García, era el hombre más influyente de la región, él decidía quien sería el nuevo jefe de cada sector en su oficina de la calle Moquegua donde vendía llantas Goodyear. También fue prefecto regional, allí tenía una fotografía gigante en blanco y negro donde aparecía como orador en la plaza de armas de Moquegua completamente llena.
Santiago “Chayo” Rojas, zurdo confeso y orgulloso de su posición ideológica, jamás se puso otra camiseta, maestro de profesión, en la época militar la dictadura perseguía a los dirigentes del magisterio en una huelga histórica, una vez con gente en la plaza estaban metiendo detenidos a la vieja cárcel, donde hoy funciona la Dirección de Cultura. Uno de ellos se les escapó a la policía saltando por la ventana de una camioneta, bajó corriendo por la calle Ancash, más debajo de la ferretería de Andrés Koc, el hombre se esfumó, muchos años después le comente el hecho y me dijo, “ese fui yo”, “no me chaparon”, añadió.
Félix Huarilloclla, fotógrafo que tenía su local en la esquina de calles Junín y Tacna, en navidad hacía uno de los más hermosos nacimientos y a nadie le negaba la posibilidad de adorar al niño. Fue corresponsal gráfico de La Voz de Tacna y medios capitalinos.
Hay muchos personajes más que conocí, don Manuel Ramos, dueño y fundador de Panadería El Progreso de la esquina de la calle Cusco con Ancash. El olor del pan llegaba hasta la casa de mi abuela Josefa, Cusco 454, con un mate de cedrón y una palta corriente, era el desayuno más rico que hasta el día de hoy he probado. Gustos son gustos.
Don Manuel con Alejandro, su hijo mayor, también que en paz descanse, eran unos artistas y únicos en la preparación del pan francés, años después se hacía el pan manteca, colisa y otras presentaciones. La panadería del cuartel no se abastecía y allí hicieron miles y miles de panes para tanto soldado que llegó a la 3ra División Blindada. Fue por el 75 y 76, cuando todo estaba listo para la guerra.
Felipe Yáñez, ex alcalde de Moquegua, comunicador que animaba presentaciones artísticas en Radio Filarmónica, por allí pasaron tantos cantantes, unos desorejados y otros buenazos, después fue designado en el cargo político “a dedo” por el gobierno militar.
Otro ex alcalde, el Ing. Héctor Rodríguez Juárez, papá de Fernando Rodríguez, dueño de Radio Studio 97, en vida donó terrenos para agricultura y el colegio Ángela Barrios, fue contratista de Cuajone, también regaló el terreno para la construcción del local institucional del Colegio de Ingenieros de Moquegua.
Guiseppe Baldi Cogo, italiano que llegó al Perú después de la II Guerra Mundial, se instaló primero en Acarí-Arequipa y en los años 70 vino a Moquegua como contratista de Cuajone, fue alcalde entre 1984 y 1986 haciendo propaganda radial tres años antes de su elección. Falleció a los 95 años en julio del 2015.
Edmundo Coayla Olivera, fue más conocido que el pan, era de la mancha de “Los Guippers”, militante aprista y trabajó en industria y turismo, después a inicios de los 90 fue designado Director Regional de Transportes y Comunicaciones, dio trabajo a los jóvenes moqueguanos y años después fue elegido alcalde de Moquegua, prometió traer fútbol profesional y lo hizo con Cobresol. Dicen que está muerto, pero una señora dijo el otro día que lo vio en España y lo saludó. Yo sí podría creer que está vivo.
Entre comunicadores Alberto Catacora, maestro y corresponsal del Diario Correo para Tacna y Arequipa, también distribuía el tabloide en la ciudad, era bien amigo de Clemente Salas y de cuando en cuando se echaban unos pisquitos en “La Morena de oro” de la calle Ilo, 5ta cuadra. Guido Lipa Céspedes, trabajó en educación y después registros públicos, impuso un estilo peculiar para hacer prensa fundando Radio Educación. Tuvo problemas renales, su señora le dio un riñón y fue el trasplante N° 1000 en Arequipa el año 1996, falleció casi 20 años después en Tacna donde radica su familia, era mi “pata”.
Mauricio Revilla, de joven radio técnico con su local denominado "Oh mi radio" de calle Moquegua 9na cuadra, fue uno de los pioneros en la venta de radios de toda marca y los primeros televisores Zenit que llegaban a tubos, con consola y mueble incluido en blanco y negro. Artefacto de modo que cientos adquirían para ver el mundial Argentina 78. También era maestro del Colegio Técnico Perú Birf, hoy Camilo de la Torre, sin embargo desarrolló otras actividades como la crianza masiva de cerdos en un terreno ubicado a la salida al asiento minero de Toquepala, donde él mismo decía, "por aquí pasarán las aguas de Pasto Grande", muchos años antes que se iniciara el único y más grande proyecto hídrico que sostiene a la región Moquegua. Comercializaba muebles al asiento Minero de Cuajone cuando gran cantidad de gente llegó a vivir en Villa Botiflaca, después fue distribuidor de cerveza Pilsen falleciendo en las pampas de Cachendo, su camioneta chocó contra un tráiler mal estacionado en 1993. La viuda Lucila, mi tía, hizo realidad el grifo MARESA.
Aún faltan muchos personajes, yo no soy, pero al menos los conocí y algo puedo comentar de ellos. Fue la época de …los Destellos de Enrique Delgado le dedican, Patricia! Braulio Hito (el boleristas) que llegaba para cantar en La Sociedad de Artesanos donde había unas mesas de billar, Los Teisco con su primera voz Jesús Dancé, Los Escorpio de la señora Albarracín, grupos musicales que llenaban locales sociales.
En gallos Diego Mogrovejo, de “Los 5 Ases” y las grandes concentraciones que comenzaban los sábados con peleas que se disputaban hasta “entre gallos y medianoche” para amanecer domingos. Los Nieto que traían esos gallinos y excelentes ejemplares de Tacna, los Manchegos que se hicieron fama con los gallos ojos y patas negras traídos de Otora. Los Morón, Valdivieso y sus “Camellos”, gallos que corrían dando vuelvas en el ruedo, se detenían y metían cacho. Condori tenía la concesión del coliseo municipal que después tomó el nombre de Manuel Portocarrero, un señor juez cuya autoridad era indiscutible en las apuestas. El que no honraba su palabra y no quería pagar la apuesta lo sacaban del recinto. Olivera, Becerra, Coayla, Ramos, Medina, “El Chino Plepli” quien por muchos años fue administrador de la Cooperativa Santa Catalina, “Checho” Manrique el apostador, el “Panzón” Gonzales y sus primeros gallos españoles, entre tantos otros. Por allí surgió la famosa historia del gallo conocido como “Yango” y su hazaña en la Punta de Bombón. Se vendía cerveza como pan, los saperos eran todo un espectáculo apostando y hasta hubo una cancha de billas. Ese coliseo sigue siendo uno de los mejores del sur.
Ojo, yo no soy, pero yo los conocí. Continuará

vallecito omoPor: Rony Flor

(Moquegua, 15 mayo 2017).- Sucedió por los 70 cuando no había estas nuevas formas de comunicación ¿quién no fue “pata de perro”? Mi viejita Benita iba a buscarnos hasta la represa, más arriba del ahora Country Club y más abajo de Yunguyo, y nos bajábamos en los micros de los Rojas cuando no existía la recta de la Av. Cáceres, entre San Bernabé y el Gallito, la máquina aparecía por el Huayco, donde despedían con honores a los muertos, y en Belén no me explico cómo hacía la “quimba” para meterse por esa callecita que daba a la tienda de Juan Flor, después volteaba por la Ayacucho pasando por esa plantita de Electrosur, que le daba luz a Moquegua en horas de la noche, otro movimiento de “cintura” y quebraba por la Tarapacá para aparecer frente a la vieja comisaría donde el calabozo apestaba a m…, después de la recova,  la iglesia, el parque del ganso,  ingresaba triunfante a la plaza y descendía por la Ancash llegando al mercado donde el movimiento estaba en la “playita”. Hasta ahí había que ir a comprar alfalfa para los cuyes criados para ocasiones especiales.
Debe haber muchos que todavía recuerden el evento cultural Inkari organizado por el sinamos en la época militar del general Juan Velasco en el campo de fútbol Vegetales, donde hicieron goles los mejores futbolistas de la época. Contaba el señor Montalvo, que tenía su tienda en la esquina de la Piura y Lima, que él jugó por el Sporting Club, un equipo de los años del 1920 y esperaban las delegaciones de Ilo y Tacna, que llegaban en El Kalmazo, para disputar medallas jugando en esa cancha de tierra con zapatos con planta de madera. Con Belaúnde se construyó el complejo que tenemos ahora.
Hablando de fútbol, más arriba del Vegetales hubo un descampado que le decían la pampa del Caciano donde peloteaban los Gasco, Pepe Blancas, seguro Coco Cosio (fundador del Huracán) y los mayores de los Maldonado, de eso sabía la señora Ninfa Manchego que tenía otra tiendita en la calle Sauzal (Ilo) 4ta cuadra. Varios se fueron  a Lima y no volvieron ni por el vuelto. En 1991 jugándose el campeonato nacional de básquet categoría menores, la mejor jugadora fue una jovencita de apellido Gasco, Ronald Soto Peralta, maestro de educación física, hermano de Justo periodista del Diario Correo, me dijo, “esa niña es nieta de un tal Gasco moqueguano”, no recuerdo más.
Y como para no olvidar, hay que contar. En la cruz del cerro que da para Vegetales, hacíamos volar las cometas con los ovillos de lana de mi vieja, la “nave” llegaba (creo) hasta la calle Libertad y cuando hacía panza y estaba a punto de caer, había que bajar trote por la quebrada de atrás salvando la pita sino te caía la cuera. Que lindos años, para subir a ese punto era otra historia, o lo hacías por la calle Cusco, o por la Mariano Lino Urquieta que años más tarde abrió la ruta a San Antonio.
Esa pampa donde ahora existe el centro poblado, en los años 70 el ejército entrenaba todos los días alistándose para la recuperación de Arica y Tarapacá, después vino el golpe militar de Bermúdez y se jodió la cosa. En los 80 comenzaron a construir las casas de la Urb. Enrique López Albújar, pero nadie las ocupaba y a inicios de los 90 las invadieron con la migración de entonces.
Don Clemente Salas, conocido huesero que atendía en la calle Ilo, al costado de las oficinas de la empresa de transportes de Delfín Tala que iba a Toquepala, y después en la 6ta cuadra de la Libertad, me contó que por agosto de 1930 un avión sobrevoló la ciudad de Moquegua soltando volantes anunciando la revolución del general Luis Sánchez Cerro en Arequipa, quien derrocó al dictador Augusto B. Leguía, que murió preso.
El movimiento revolucionario se propagó por el sur y en esa época el pueblo y la muchachada emocionada pensaron que el avión volvería, no existía aeropuerto y había que improvisar uno, un grupo bajó hasta esa pampa y comenzó a retirar las piedras alistando la planicie. Allí pernoctaron y la huevada voladora nunca volvió. Surgió un chiste que decía: “hay que llevar alfalfa porque seguro que el avión va a tener hambre”.
La gente no iba por puro gusto a esa pampa, pasando íbamos recogiendo casquillos de balas, pedazos de granadas y observábamos el entrenamiento de los soldados, el paso de esos poderosos tanques rusos que eran lo mejor de los 60 adquiridos exclusivamente para la guerra.
Recuerdo que cuando íbamos con mi abuelo Andrés, el José Tomas Rospigliosi es el que más se le parece, a recoger papas de la zona de Huaracane, a la altura de colegio Mariano Lino Urquieta y  frente a la Comandancia del Ejército, cuando era 3ra División Blindada, bajaban los tanques en fila india rumbo a San Antonio para los entrenamientos. Ojo, una cosa es pelotón o patrulla, otra es sección, otra compañía, batallón, regimiento, brigada, división y ejército. Si hablamos de división estamos contando entre 7 y 22 mil hombres.
Aquí en esos años prestó servicio el general Briceño Zeballos, hijo de moqueguanos, quien era deportista y en público besó a su esposa en un evento deportivo del coliseo Lino Urquieta, cuando ese escenario no tenía techo. En Piura, me contaron, salía a correr por las madrugadas con el Obispo Oscar Cantuarias Pastor.
Pero estando  y volviendo en la pampa, el destino era la piscina de Omo, la caminata sería de unos siete kilómetros, a veces caminando y otras corriendo, pero al final gozábamos. La hacíamos linda, nadie cobraba y ni cuenta se daban que allí estábamos como peces en el agua. Para volver salíamos por el callejón de Boindi, no faltaba un atrevido que se metía a chorear naranjas y uvas, a un costado había un cementerio de máquinas viejas, nos metíamos en las máquinas y éramos los operadores más felices del mundo. El retorno era tirando dedo y si nadie te jalaba volvíamos en la góndola del “Characato”, le decían, cuyo paradero en la ciudad era a la altura de Purina.
En esa zona, calle Omate,  también salía los viernes por la noche los buses de Paucar y Justo Catacora, rumbo al asiento minero de Toquepala llevando comerciantes a la feria de los fines de semana. Tan moqueguana era esa mina que hasta la capilla de plaza se llamaba Santa Fortunata, tenían una réplica de la santa y hasta salía procesión en octubre. En los años 50 se iba mayormente en camiones que llegaban al ovalo y allí esperaban los “canchos”, muchachos que se hacían sus cachuelos llevando los maletines de los mineros, unos que iban directamente a su casa y otros que terminaban en el  “Apolo 11”, la Filarmónica y tantos otros sitios chupándose la plata.
En el ovalo y la “playita” del mercado, a la media noche ya casi no había ni una alma, un par de anticucheras aguardaban por los parroquianos que llegaban mamados con hambre. Uno subía de la Balta hasta la Ilo y no pasaba nada, ahora parece las 8 de la noche con gente en todas y de todas partes.
En la Alameda, que para mí siempre será La Alameda, los muchachos haciendo bulla y libando, llegaba la policía los dispersaba y al rato seguía la chupeta. En Semana Santa los que no respetaban la “ley seca” terminaban en la primera delegación, como 20 huevones en un hueco de 4x3 metros cuadrados.
No había tantos establecimientos comerciales como ahora, por ejemplo antes de los años 80 estaba en su máximo apogeo la afamada Pollería “El Peñón”, que fundó Antonio Gambetta. Allí en la segunda cuadra de la Calle Central (Moquegua) y frente a las modernas (en ese entonces) casas de los oficiales del Ejército. Su estilo y sabor eran inconfundibles y aquellos que tienen buen paladar, todavía recuerdan esos ricos pollos a la brasa preparados por un grupo de muchachos como Elías Cusacani Valdez, Agusto Ticona, Sebastián Irme, Rufino Cusacani (hoy difunto), entre otros, unos con experiencia y otros aprendices, hicieron del establecimiento uno de los más selectos y preferidos sobre todo en el horario nocturno.
Eran esos tiempos cuando se hacía cola para servirse un rico pollo, poner y sacar las aves de la brasa era todo un espectáculo, la preparación de esas papitas crocantes inimitables  y el ajicito característico que jamás se igualó. Entre los expertos en la preparación estaba Elías Cusacani, quien hoy tiene su propia pollería “Don Elías” en la Av. 28 de Julio del centro poblado  San Francisco. Cuando vino la decadencia lo indemnizaron con refrigerador de cuatro cuerpos enchapado con madera de fabricación italiana que todavía funciona. Todavía hay veteranos que recuerdan “El Peñón” de hace 50 años y sus ex trabajadores ahora tienen pollerías como “Don Elías”, “El Pío Pío”, “El Peñoncito” y “Leños y Brasas”.
Qué tiempos aquellos!... continuará.


libro ciudad dormida(Moquegua, 03 mayo 2017).- La Ciudad Dormida es la primera obra del periodista y escritor, Gustavo Pino, publicada en el 2017 por la editorial Aletheya. Escrita entre el 2010 y 2015, fue pensada en un comienzo en publicarse como una novela, sin embargo por su extensión se optó por una publicación en formato de relatos seleccionados. 

Es por eso que Aletheya presenta este viernes 05 de mayo, a las 7:00 p.m., en el auditorio del Centro Cultural Santo Domingo, el libro de cuentos "La Ciudad Dormida" del joven periodista y escritor, Gustavo Pino. De esta forma, otro escritor moqueguano pasa a formar parte de nuestro catálogo. 

RESUMEN: 

El libro recorre con irreverencia, ironía y nostalgia los recuerdos de la adolescencia y juventud, esos que no se van nunca, y que persiguen al autor por más que trate de librarse de ellos, a pesar de que se hagan imperfectos en su memoria. También habla de los primeros amores, de las travesuras escolares. Relatos que reflejan, entre líneas, diferentes problemas sociales como la delincuencia, la drogadicción, el alcoholismo, la prostitución. Además, habla sobre la hipocresía de algunos representantes de la iglesia. También tiene una pelea encarnizada por retratar personajes que se van quedando solos en medio de los demás, y por reflejar el asombro de lo cotidiano que muchos hemos olvidado de observar y apreciar. 

De la misma manera, el libro plasma la impresión que deja a un joven periodista sus primeros días de prácticas en un medio impreso, el ambiente que se vivía, los gritos desenfrenados del editor en la hora de cierre, las computadoras sonando producto del tecleo incesante. 

Después, salta a un reencuentro entre amigos, donde el autor trata de resaltar la importancia de la amistad, la belleza de ello. Esa camarería que puede existir entre las personas, ese vínculo casi irrompible que es la amistad, y que muchas veces es tan difícil de conseguir. 

Por otro lado, está el tema central del libro que es el Moqueguazo, que es ficcionado en su totalidad, utilizando elementos de la crónica literaria y periodística. Este evento se divide en tres partes importantes, que van a poder encontrar en el libro. Primero: las más de 3 mil personas dirigiéndose al puente Montalvo para realizar un paro programado por 48 horas, donde finalmente cierran el paso del puente soldando vigas de metal a su ancho. Segundo: el ataque de efectivos policiales, donde varias personas resultaron heridas producto de las bombas lacrimógenas, las piedras que eran lanzadas por hondas rudimentarias, los palos que caían sobre cascos. Y todo concluye en la captura de los efectivos policiales, que se salvaron por poco de ser linchados, y que fueron llevados a la iglesia Santa Domingo de Moquegua, donde permanecieron como rehenes. Y el tercer punto: la declaratoria de la ciudad en Estado de Emergencia, seguido por el corte de la señal de medios televisivos y radiales en la madrugada del 18 de junio. 

RESEÑAS: 

En palabras de Darwin Bedoya (Premio Cope de Oro en Poesía 2011): «En cada página late el placer de soñar despiertos y de imaginar —como si fuese real—, ese imposible no tan lejano que merodea nuestras vidas. El autor nos hace comprender, con esta su ópera prima, que el espacio no es un universo, sino aquellos pocos metros cuadrados que ocupamos a lo largo de nuestras vidas, de nuestros días llenos de insidias e impedimentos, donde, a veces, nada sucede; pero si llega a ocurrir suele ser trivial e intrascendente. Pero en todo esto, quizá lo más importante sea que con este libro, Gustavo Pino, nos hace conocer de la ambición y el vigor con los que hoy se cultiva la narrativa moqueguana.»

 

Por su parte, Orlando Mazeyra (reconocido escritor arequipeño): «En “La ciudad dormida” encontraremos relatos escritos con desparpajo y, sobre todo, sin artificios. Gustavo Pino despierta –interpela– a los lectores para contarles historias en donde las “primeras veces” son el hilo conductor de su (también) primer libro: la imaginación desbocada de un estudiante que parece conocer los secretos más inconfesables del cura de su colegio, los juegos y ritos de la juventud, el despertar sexual y todas sus consecuencias, la primera nota de un novel periodista perdiendo el tiempo en una redacción donde no hay mucho que aprender, la casa de uno de sus amigos con afanes “literarios” y la dignidad de un pueblo que, como el autor, se resiste a claudicar. A Gustavo Pino la realidad se le subleva, entonces su destino está sellado. Sólo le queda la dulce condena: escribir.»

SOBRE EL AUTOR: 

GUSTAVO PINO (Moquegua, 1991)

Estudió Comunicación Social en la Universidad Católica de Santa María (UCSM), donde se especializó en periodismo. Es miembro de la organización cultural “Los malos muchachos”. En el 2012 publicó su primer cuento “El maestro de Arequipa”. En el 2013 ganó los Juegos Florales de la UCSM, el mismo año publicó el cuento “Música en el callejón”. Fue redactor en Diario Noticias y Diario Correo, Arequipa, publicando una serie de crónicas y reportajes. Además, colaboró con la revista Diverse del Comercio Publicitario. Fue fundador y administrador de la página web Crónicas Clandestinas. Actualmente es candidato a magíster en Educación Superior.

 

moqueguano sanjinez(Correo/Pucallpa, 24 febrero 2017).- Una delegación francesa encabezada por el embajador de Francia, Fabrice Mauries, condecoró este miércoles a Jorge Sanjinez Lenz, peruano nacido en Moquegua, veterano de la Segunda Guerra Mundial que participó de forma destacada en la campaña de Normandía, en agosto del año 1944, cuando tenía 27 años de edad y se enroló como voluntario.

Cien años después de su nacimiento ocurrido en el 24 de enero de 1917, hoy pasa sus días apacibles en la ciudad de Pucallpa en la región Ucayali, hasta donde llegó la misión francesa con el afán de condecorarlo con la Legión de Honor en grado de caballero, y de esa forma, sumar una más a las medallas que consiguió como soldado, en la tarea de liberar a Francia del yugo alemán.

En el año 2014, Francia conmemoró el septuagésimo aniversario de su liberación de Alemania y rindió homenaje a sus libertadores. Se destacó el rol de la Brigada Piron, un batallón belga del cual formó parte Sanjinez Lenz. Sin embargo, el peruano no pudo asistir a la ceremonia en Bruselas. Por eso, el embajador de Francia en Perú, Fabrice Mauriès, decidió ir a Pucallpa a honrar al veterano.

Sanjinez trabajaba en Lima cuando, en diciembre de 1942, se enteró de que Bélgica aceptaba voluntarios extranjeros para participar de los combates en Europa y decidió por voluntad propia enlistarse.

En enero de 1943 respondió al llamado del Ejército belga, cuyo Estado Mayor se encontraba en Gran Bretaña. Partió a Nueva York con el objetivo de llegar a Canadá, donde recibiría instrucción militar.

En junio se embarcó en el Queen Mary con destino a Irlanda, para luego arribar a Londres en donde fue asignado a la famosa brigada Piron, Grupo Independiente Belga, que desembarcó en Normandía el 8 de agosto de 1944.

 

Durante el resto de meses de 1944 participó en los violentos combates en Normandía y en donde la mencionada brigada liberó numerosas ciudades y pueblos de Francia antes de llegar a Bélgica y luego a los Países Bajos.

El 15 de abril de 1945, Sanjinez fue ascendido a cabo y el 1 de agosto de 1945 se le otorgó el grado de sargento.

En enero de 1946 regresó al Perú, tras haber brindado tres años de su vida en beneficio de la libertad de los pueblos europeos.

Precisamente, luego de la Segunda Guerra Mundial, la brigada Piron se convirtió en un modelo y su orden de batalla sirvió de inspiración para la reestructuración del Ejército belga.

En su página de Facebook, don Jorge tiene fotografías de aquellos días en el campo de batalla, también exhibe con orgullo las medallas y condecoraciones logradas por su destacado desempeño en las diferentes batallas.

Llama la atención el mensaje central de su página el cual indica: “La medalla más importante que me dieron fue por construir una pasarela que nos permitió llegar a Bélgica. Los nazis estaban a un lado y nosotros en el otro. Nos tomó 16 horas. Pero estaba decidido, había ido a la guerra a morir”.

La Embajada de Francia describe la tarea de este valeroso soldado de la siguiente manera:

Sanjinez Lenz fue ascendido a cabo el 15 de abril de 1945, mes en el que se le asignó una misión peligrosa que lo haría acreedor a la Cruz de Guerra 1940 entregada por Francia. El 1 de agosto de 1945 fue ascendido al grado de sargento y en enero de 1946 regresó al Perú, tras 3 años de lucha contra la ocupación nazi.

trappist-1(EEUU, 23 febrero 2017).- Trappist-1 es el nombre que la Nasa le asignó a la estrella enana y sumamente fría que rige el nuevo sistema solar presentado este miércoles al mundo. Con él, un grupo de siete planetas, con diferentes características albergan una pequeña posibilidad de vida, aunque sumamente remota que será estudiada.
Un largo viaje. Trappist-1 está a 40 años luz de la tierra. Un año luz equivale a 9 460 730 472 580,8 kilómetros recorridos por la luz en un año (9,46x10(12)) .
Para llegar hasta el nuevo sistema necesitaríamos 40 años si es que el ser humano logra desarrollar una máquina que viaje a la velocidad de la luz, y a la distancia descrita líneas arriba.
Pero si echamos mano de lo que tenemos, haciendo cálculos, en la sonda New Horizons, la que llegó cerca de Plutón, nos tardaría unos 800,000 años llegar hasta el nuevo sistema a una velocidad de 51,000 k/h.
Sin embargo, este hallazgo no garantiza que los seres humanos puedan habitar estos exoplanetas.
Otras posibilidades. Y si se quiere enviar una nave tripulada, con el transbordador espacial de la Nasa, que recorre 28,000 km/h nos tardaríamos 1,5 millones de años en llegar hasta Trappist-1.
A llegar para ver si es que la vida en algún planeta de ese sistema es posible.
Por lo pronto, los científicos de la Nasa ya han confirmado que, al menos en esta generación, no hay posibilidades reales de llegar hacia Trappist.
Características. El cielo granate de los planetas hace brillar a los objetos que se mueven y que tienen magnitudes más grandes y pequeñas que la Luna incluso. Las similitudes con la Tierra son asombrosas, pero el sistema se mueve de una manera distinta. Hay tres que podrían tener agua en estado líquido, ahí estarán centradas las investigaciones en los próximos años.

chabuca granda1(El Comercio/Lima, 12 enero 2017).- Ministerio de Cultura declaró Patrimonio Cultural de la Nación a la obra musical de María Isabel Granda y Larco, artista peruana reconocida internacionalmente como Chabuca Granda.
Una resolución viceministerial publicada este miércoles en "El Peruano" destaca que el reconocimiento se otorga debido al gran valor simbólico que la obra de Granda tuvo en el imaginario nacional.
"La música de Chabuca Granda exaltó en sus letras una serie de lugares, personajes y costumbres correspondientes a una Lima de antaño o tradicional", se menciona.
María Isabel Granda y Larco nació el 3 de septiembre de 1920 en Cotabambas, Apurímac, y murió el 8 de marzo de 1983 en Estados Unidos. En su dilatada trayectoria dejó más de 100 canciones, además de muchos temas inéditos, guiones de cine, teatro y hasta poemas.
El dispositivo legal refrendado por la viceministra de Patrimonio Cultural e Industrias Culturales, Ana Castillo Aransaenz, también reconoce que "el aporte a la continuidad y renovación de la música criolla"  efectuado por Chabuca Granda incidió directamente en abrir nuevas sendas dentro de la música popular del Perú.

batalla de ayacucho(Ayacucho, 09 diciembre 2016).- Casi 300 años después de que Francisco Pizarro conquistara el Imperio Incaico, la colonia fue suprimida para siempre desde el 9 de diciembre de 1824 en la batalla de Ayacucho. El rey Fernando VII se debilitó en Europa por las revueltas ocurridas en España, el levantamiento logró asegurar la independencia de Perú y el resto de la América dominada por España.

PRECEDENTES DE LA BATALLA DE AYACUCHO
Los primeros indicios de problemas para la Corona se produjo en 1807, cuando Napoleón empezó a propagarse en Europa central y occidental, empezó a desestabilizar los regímenes de la Península Ibérica a Austria. Perú se mantuvo leal al gobierno español en ese momento, dándose cuenta de que tendrían que manejarse con gobernadores locales nombrados por el virrey del Perú José Fernando de Abascal y Sousa. Mientras que la España escribió la nueva Constitución española de 1812 con la monarquía en el exilio, las pequeñas rebeliones fueron suprimidas 1811-1815.

INICIO DE BATALLA DE AYACUCHO
En 1821, los movimientos independentistas en otras naciones se habían extendido hasta el Perú. José de San Martín trajo refuerzos desde Chile, sintiéndose lo suficientemente cómodos con los éxitos como para declarar la independencia del Perú después de capturar partes de Lima el 12 de julio.
batalla ayacucho mapaMapa de la Batalla de Ayacucho
El general José de la Serna – Virrey del Perú después de derrocar a su predecesor – marchó con su ejército en persecución de los nacionalistas. Sabiendo que sus soldados eran los únicos que podían reunir refuerzos ya que se habían negado a salir de España desde 1820.
A medida que la administración colonial estalló en el caos hacia el final de 1823 – Fernando logró poner de cabeza al Gobierno Constitucional – Bolívar sintió la oportunidad de entrar en el Alto Perú al sur y envió a su segundo al mando, Antonio José de Sucre, a atacar durante los meses de primavera.
Sucre, consciente de que no podía ganar una batalla basada en tácticas, obligó a su ejército a retirarse cuando se encontró cara a cara con un ataque realista a principios de diciembre. Reorganizo a sus soldados cerca de Ayacucho y se las arregló para crear una batalla igualándose, los rebeldes sólo tenían unos 500 hombres menos que su contraparte realista.
La Serna y los soldados que respaldan la dominación española marcharon en dirección de Sucre y sus tropas el 9 de diciembre de 1824, perdieron el elemento sorpresa en los momentos iniciales. Una pequeña colina en el lado del campo de batalla permitió ver a Sucre al ejercito realista obligándolos a atacar, permitiéndole colocar sus tropas.
Sus hombres atacaron, el resto del ejército se deslizó en un intento de contrarrestar el avance de los nacionalistas. Las unidades de Sucre, se movieron como un frente cohesionado, capturando a de la Serna. La batalla había terminado, con más de 2 500 realistas muertos o heridos.
Esa tarde al terminar la batalla de Ayacucho, el líder en funciones José Canterac firmó la capitulación de Ayacucho dando fin a la Guerra de la Independencia del Perú. En España, el acto sería visto como una conspiración contra la corona.

dia mundial de la diabetes(Moquegua, 14 noviembre 2016).- La diabetes es una afección crónica que se desencadena cuando el organismo pierde su capacidad de producir suficiente insulina o de utilizarla con eficacia. 1  La insulina es una hormona que se fabrica en el páncreas y que permite que la glucosa de los alimentos pase a las células del organismo, en donde se convierte en energía para que funcionen los músculos y los tejidos. Como resultado, una persona con diabetes no absorbe la glucosa adecuadamente, de modo que ésta queda circulando en la sangre (hiperglucemia) y dañando los tejidos con el paso del tiempo. Este deterioro causa complicaciones para la salud potencialmente letales.
Hay tres tipos principales de diabetes:
    diabetes tipo 1
    diabetes tipo 2
    diabetes mellitus gestacional (DMG)
Diabetes tipo 1
La diabetes tipo 1 está causada por una reacción autoinmune, en la que el sistema de defensas del organismo ataca las células productoras de insulina del páncreas. Como resultado, el organismo deja de producir la insulina que necesita. La razón por la que esto sucede no se acaba de entender. La enfermedad puede afectar a personas de cualquier edad, pero suele aparecer en niños o jóvenes adultos. Las personas con esta forma de diabetes necesitan inyecciones de insulina a diario con el fin de controlar sus niveles de glucosa en sangre. Sin insulina, una persona con diabetes tipo 1 morirá.
La diabetes tipo 1 suele desarrollarse repentinamente y podrían presentarse síntomas como:
    sed anormal y sequedad de boca
    micción frecuente
    cansancio extremo/falta de energía
    apetito constante
    pérdida de peso repentina
    lentitud en la curación de heridas
    infecciones recurrentes
    visión borrosa
Las personas con diabetes tipo 1 pueden llevar una vida normal y saludable mediante una combinación de terapia diaria de insulina, estrecha monitorización, dieta sana y ejercicio físico habitual.
El número de personas que desarrollan diabetes tipo 1 aumenta cada año. Las razones para que esto suceda siguen sin estar claras, pero podría deberse a los cambios de los factores de riesgo medioambiental, a circunstancias durante el desarrollo en el útero, a la alimentación durante las primeras etapas de la vida o a infecciones virales.
Diabetes tipo 2
La diabetes tipo 2 es el tipo más común de diabetes. Suele aparecer en adultos, pero cada vez más hay más casos de niños y adolescentes. En la diabetes tipo 2, el organismo puede producir insulina pero, o bien no es suficiente, o el organismo no responde a sus efectos, provocando una acumulación de glucosa en la sangre.
Las personas con diabetes tipo 2 podrían pasar mucho tiempo sin saber de su enfermedad debido a que los síntomas podrían tardar años en aparecer o en reconocerse, tiempo durante el cual el organismo se va deteriorando debido al exceso de glucosa en sangre. A muchas personas se les diagnostica tan sólo cuando las complicaciones diabéticas se hacen patentes (ver Complicaciones diabéticas).
Aunque las razones para desarrollar diabetes tipo 2 aún no se conocen, hay varios factores de riesgo importantes. Éstos son:
    obesidad
    mala alimentación
    falta de actividad física
    edad avanzada
    antecedentes familiares de diabetes
    origen étnico
    nutrición inadecuada durante el embarazo, que afecta al niño en desarrollo
En contraste con las personas con diabetes tipo 1, la mayoría de quienes tienen diabetes tipo 2 no suelen necesitar dosis diarias de insulina para sobrevivir. Sin embargo, para controlar la afección se podría recetar insulina unida a una medicación oral, una dieta sana y el aumento de la actividad física.
El número de personas con diabetes tipo 2 está en rápido aumento en todo el mundo. Este aumento va asociado al desarrollo económico, al envejecimiento de la población, al incremento de la urbanización, a los cambios de dieta, a la disminución de la actividad física y al cambio de otros patrones de estilo de vida.
Diabetes mellitus gestacional
Se dice que una mujer tiene diabetes mellitus gestacional (DMG) cuando se le diagnostica diabetes por primera vez durante el embarazo. Cuando una mujer desarrolla diabetes durante el embarazo, suele presentarse en una etapa avanzada y surge debido a que el organismo no puede producir ni utilizar la suficiente insulina necesaria para la gestación.
Ya que la diabetes gestacional suele desarrollarse en una etapa avanzada de la gestación, el bebé ya está bien formado, aunque siga creciendo. El riesgo para el bebé es, por lo tanto, menor que los de cuyas madres tienen diabetes tipo 1 o tipo 2 antes del embarazo. Sin embargo, las mujeres con DMG también deben controlar sus niveles de glucemia a fin de minimizar los riesgos para el bebé. Esto normalmente se puede hacer mediante una dieta sana, aunque también podría ser necesario utilizar insulina o medicación oral.
La diabetes gestacional de la madre suele desaparecer tras el parto. Sin embargo, las mujeres que han tenido DMG corren un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 con el paso del tiempo. Los bebés nacidos de madres con DMG también corren un mayor riesgo de obesidad y de desarrollar diabetes tipo 2 en la edad adulta.
Alteración de la tolerancia a la glucosa y alteración de la glucosa en ayunas
Se dice que las personas con altos niveles de glucemia, que no llegan a ser los de las personas con diabetes, tienen alteración de la tolerancia a la glucosa (ATG) o alteración de la glucosa en ayunas (AGA). La ATG se define como niveles altos de glucemia tras las comidas, mientras que la AGA se define como un alto nivel de glucemia tras un ayuno.
Las personas con ATG corren un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. No es sorprendente que la ATG comparta muchas características con la diabetes tipo 2 y vaya asociada a la obesidad, la edad avanzada y la incapacidad del organismo de utilizar la insulina que produce. Sin embargo, no todo el mundo con ATG llega a desarrollar diabetes tipo 2.
Complicaciones diabéticas
Las personas con diabetes corren un mayor riesgo de desarrollar una serie de problemas graves de salud. Unos niveles permanentemente altos de glucemia pueden causar graves enfermedades, que afectarán al corazón y los vasos sanguíneos, los ojos, los riñones y los nervios. Además, las personas con diabetes también corren un mayor riesgo de desarrollar infecciones. En casi todos los países de ingresos altos, la diabetes es una de las principales causas de enfermedad cardiovascular, ceguera, insuficiencia renal y amputación de extremidades inferiores. Mantener los niveles de glucemia, de tensión arterial y de colesterol cercanos a lo normal puede ayudar a retrasar o prevenir las complicaciones diabéticas. Las personas con diabetes necesitan hacerse revisiones con regularidad para detectar posibles complicaciones.
Figure 1.1 The major diabetes complications
Enfermedad cardiovascular
La enfermedad cardiovascular es la causa más común de muerte y discapacidad entre las personas con diabetes. Los tipos de enfermedad cardiovascular que acompañan a la diabetes son angina de pecho, infarto de miocardio (ataque al corazón), derrame cerebral, enfermedad arterial periférica e insuficiencia cardíaca congestiva. En personas con diabetes, la hipertensión, la hipercolesterolemia, la hiperglucemia y demás factores de riesgo contribuyen a que aumente el riesgo de complicaciones cardiovasculares.
Enfermedad renal
La enfermedad renal (nefropatía) es mucho más frecuente en personas con diabetes que en quienes no la tienen y la diabetes es una de las principales causas de enfermedad renal crónica. Esta enfermedad está causada por un deterioro de los pequeños vasos sanguíneos, que puede hacer que los riñones sean menos eficientes, o que lleguen a fallar por completo. Mantener los niveles de glucemia y tensión arterial dentro de lo normal puede reducir enormemente el riesgo de nefropatía.
Enfermedad ocular
La mayoría de las personas con diabetes desarrollará alguna forma de enfermedad ocular (retinopatía), que puede dañar la vista o causar ceguera. Los niveles permanentemente altos de glucemia, unidos a la hipertensión y la hipercolesterolemia, son la principal causa de retinopatía. En la retinopatía, la red de vasos sanguíneos que riega la retina se puede bloquear y dañar, causando una pérdida de visión permanente. La retinopatía se puede controlar mediante revisiones oftalmológicas regulares y manteniendo los niveles de glucemia cercanos a lo normal.
Lesiones nerviosas
Cuando la glucemia y la tensión arterial son demasiado altas, la diabetes puede dañar los nervios de todo el organismo (neuropatía). El resultado podría ser problemas de digestión y de continencia urinaria, impotencia y alteración de muchas otras funciones, pero las áreas afectadas con más frecuencia son las extremidades y, especialmente, los pies. Las lesiones nerviosas en estas áreas se llaman neuropatía periférica y pueden generar dolor, hormigueo y pérdida de sensación. La pérdida de sensibilidad es especialmente importante debido a que puede hacer que las lesiones pasen desapercibidas, provocando graves infecciones, pie diabético y amputaciones.
Pie diabético
Las personas con diabetes podrían desarrollar una serie de distintos problemas del pie como resultado de las lesiones de los nervios y los vasos sanguíneos. Estos problemas pueden provocar fácilmente infecciones y úlceras que aumentan el riesgo de una persona de amputación. Las personas con diabetes corren un riesgo de amputación que podría llegar a ser más de 25 veces mayor que el de una persona sin diabetes. 3  Sin embargo, mediante un control integral, se podría prevenir un gran porcentaje de amputaciones de origen diabético. Incluso cuando se produce una amputación, se puede salvar la pierna restante y la vida de la persona mediante una buena atención y un buen seguimiento por parte de un equipo multidisciplinar del pie. 4  Las personas con diabetes deben examinarse los pies con regularidad.
Complicaciones durante el embarazo
Las mujeres con cualquier tipo de diabetes corren el riesgo de desarrollar durante el embarazo distintas complicaciones si no monitorizan y controlan estrechamente su afección. Las mujeres con diabetes tipo 1 necesitan más planificación y monitorización antes y durante el embarazo a fin de minimizar el riesgo de complicaciones. La hiperglucemia durante el embarazo puede provocar cambios en el feto que harán que aumente de peso (macrosomia) y que sobreproduzca insulina. Esto puede generar problemas durante el parto, lesiones para el niño y la madre y un descenso brusco de la glucemia (hipoglucemia) en el niño tras el nacimiento. Los niños que están expuestos durante un período prolongado a la hiperglucemia en el útero corren un mayor riesgo de desarrollar diabetes en el futuro.
Otras complicaciones
Salud bucodental
Aunque tradicionalmente no se ha venido considerando como una complicación, la diabetes puede suponer una amenaza para la salud bucodental, por ejemplo, aumentando el riesgo de gingivitis (inflamación de las encías) en personas con un mal control glucémico. La gingivitis, a su vez, es causa principal de pérdida de dientes, y también podría aumentar el riesgo de enfermedad cardiovascular.
Apnea del sueño
Investigaciones recientes demuestran la probabilidad de que exista una relación entre la diabetes tipo 2 y la apnea obstructiva del sueño (AOS), la forma más frecuente de trastorno respiratorio durante el sueño. Los cálculos sugieren que hasta un 40% de las personas con AOS tiene diabetes, pero la incidencia de nuevos casos de diabetes en personas con AOS se desconoce. 5  La AOS podría influir sobre el control glucémico de las personas con diabetes tipo 2.

Rony huarazRONY-ROLOPor: Rony Flor

(Moquegua, octubre 2016).- A propósito del Día del Periodista Peruano,  aquí tratando de hacer memoria y reconociendo a los buenos hombres de prensa que conocí. Mi interés por las comunicaciones debe haber comenzado cuando tenía menos de cinco años y vi por primera vez a mi papá Juan Flor Anco, fue una mañana que volvíamos de la Iglesia de Belén donde participamos de la misa por el eterno descanso del tío Manuel Coayla Saira. Al pasar por la Catedral Santo Domingo, mis hermanos mayores se metieron corriendo a radio Moquegua, yo fui el último en ingresar y los encontré abrazados a un caballero, éste estaba frente a un micrófono, era mi viejo.

Ingresé en el puesto 20 a la carrera de Ciencias de la Comunicación Social de la Universidad Católica Santa María de Arequipa el año 1985 y desde entonces ya estaba en el mundo de las comunicaciones y el periodismo.

José Valdez Pallet, fue uno de mis buenos maestros. Contó que fue cronista parlamentario en el desaparecido Diario La Prensa, hasta periodista deportivo cuando vio hacer un gol de media cancha a Teodoro “Lolo” Fernández, pero se lo anularon porque el árbitro no dio la señal. Eso debió hacer sido antes de 1940 cuando el verdadero “bombardero” peruano estaba en su máximo esplendor.

Otros buenos maestros de la especialidad fueron Edilberto Lusa, Elmer Palomino, Miguel Fuentes, el moqueguano Wilfredo Mendoza Rosado. Ya en el inicio de las prácticas profesionales, por gestiones de Renzo Mansilla, compañero de aula, incursionamos en Radio Educación, “La Primera del Dial” porque estaba al fondo a la izquierda. El administrador era Germán Rodas, con el apoyo de Humberto Monzón Valdez, director de “El Vespertino de Melodía”, una de las mejores voces que escuché en mi vida. En esa época se desarrollaban los Juegos Deportivo Escolares y volviendo con grabadora y entrevistas, él se encargaba de editar los contenidos haciendo creer a todo el mundo que estábamos en “vivo y en directo”.

Practicas aprobadas, colaboré con Roberto Cavero Astete, periodista que tuvo un programa informativo llamado “Noticias en Acción” de Radio Hispana, todos los días había que madrugar, pero al que le gusta, hasta el cerro va. Poco antes de terminar la carrera por 1989, corrió la voz que en el Diario Correo necesitaban personal de apoyo, en ese entonces Wilfredo Mendoza era jefe de informaciones y me metí al ruedo.

Era director Fredy Viveros, que en paz descanse, quien volvía de dirigir Correo de Piura; jefe de redacción y hombre de mucho peso Alfredo Barbachán, cuyo currículum quién no hubiera querido tener. El jefe de la página deportiva era Constantino “Tino” Villena, un maestro en la especialidad con quien después de cada jornada visitábamos el “Timbuche” de la Tía Fide, en la calle Arica de Miraflores, eran jornadas bohemias y unas Arequipeñas, antes de redactar.

Ronald Torres, Martha Valencia, Jorge Maihuire, Omar Zeballos (el caricaturista), entre otros eran la sangre nueva. Don Juan Torres, jefe de provincias, escribía con una mano y era una “bala”, a quien le llegaban los artículos de los hechos de Moquegua escritos por Luis Cornejo Coayla, Alberto Catacora Murillo, Herly Chocano y otros colaboradores.

Fue la época que subí al Misti, en la Maratón más alta del mundo que organizaba Televisión Continental, entre el 10 y 12 de agosto de 1990 coroné los 5,800 msnm, la parte más alta del coloso, donde hay una cruz de hierro que colocaron los trabajadores del tranvía el año 1900 y cuenta la historia que un Obispo oficio una misa. Esa vez ganó la competencia de resistencia Jordan Patiño,  a quien le pregunté ¿Cuándo fue la última vez que estuvo por allí? Y dijo que un día antes.

El sueldo del periodista nunca fue bueno y al volver a Moquegua, los noticieros de Radio Moquegua y Radio Hogar, eran los que nos enteraban de las noticias. Por poco tiempo laboré en relaciones públicas del Municipio Provincial siendo alcalde Antonio Cabello y después volví a la Cadena Correo. Esta vez fue el tabloide de Tacna dirigido por Rubén Collazos, periodista innovador con mucho olfato y categoría, hizo escuela en el periodismo formando una nueva generación. Allí estábamos junto a Gladys Rodríguez, hoy relacionista de Essalud Moquegua, Maritza Castillo, Octavio Pilco, Dimas Chuca, Rubén Ticlavilca, Marleni Quispe, además de los veteranos como Fernando Peso, Francisco Cueva, Efraín Centeno, quien hace dos años publicó un libro sobre su labor periodística y la historia del moqueguano fusilado en el gobierno militar.

En esa misma época 1991 en Moquegua la más noticiosa era radio Minería, cuando funcionaba en la Calle Ancash, a un costado de la municipalidad, más abajito de los quioscos de venta de comida. El director fue Guido Lipa, hombre con estilo que quería hacer prensa diferente, administraba Rolando Zamalloa, acompañábamos con Filomeno Coloma, Luis del Carpio, Lalo Arias, Guido Falcón, entre otros asistentes y colaboradores jóvenes.

En deportes vino de Puno a trabajar Fermín Machaca Crespo que colaboró en la campaña deportiva de Juvenil Los Ángeles, era la época que llegó tras jugar por el Defensor Tacna, plantel del Ejército, Julio “Coyote” Rivera, quien fue la revelación en la Intermedia Profesional del equipo militar moqueguano, después pasó al Melgar, Sporting Cristal y la misma selección nacional.

En 1992 renuncié a Correo siendo gerente regional el Ing. Francisco Rodríguez Kuong, pero éste le dijo al administrador que me diera vacaciones, igual volví a los 30 días pero fue por mi liquidación y mi CTS. Otra vez por radio Minería en Moquegua, la estancia fue muy corta porque poco tiempo después ya estaba laborando en el Diario Correo de Piura, una inolvidable experiencia.

Dirigía momentáneamente Carlos Manrique, en la jefatura de informaciones se turnaban Tedie Montufar y Mariela Barrientos, el primero también docente universitario y la segunda, periodista que no aguantaba huevadas y tenía mando en la redacción. En ese momento el que cogía su monitor se iba más temprano porque había pocas computadoras para redactar. El diario funcionaba en el parque industrial, más arriba del mercado mayorista y próximo a la salida a Sullana, hoy queda en el centro de la ciudad.

Los redactores eran muy reservados y competitivos, Ricardo Huertas que hoy tiene su propia imprenta en Piura, el fotógrafo Cango, ya fallecido; otro Mario Senmanche, que le tomó desde un árbol una foto a un general regalando almanaques de Alberto Fujimori, Lino Vilela, entre otros que lamentablemente no  recuerdo. Con Huertas hicimos una estrecha amistad, cuando no teníamos plata bajábamos caminando al centro de la ciudad, nos sentábamos en el atrio de la catedral para ver pasar a las lindas piuranas rumbo a la plaza de armas.

Una vez le hice un reportaje al presidente del Club Grau, Dante Lizárraga, natural de Arequipa y muy querido en esa calurosa ciudad. Fue compañero de estudios en la Escuela Francisco Bolognesi del ex vicepresidente de la región Mariátegui, el tacneño José Giglio Varas. Ese club es como el internacional en la ciudad del Misti y todos los años organiza el Campeonato Nacional del Tondero.

Si entraba a laborar a las 8:00 horas, por la madrugada me ganaba alguito con Manuel Quevedo, periodista y administrador de Radio San Francisco, medio de comunicación perteneciente a la cadena de radios de la familia Cruzado. Funcionaba en la calle Moquegua, a la vuelta de la casa museo de Miguel Grau Seminario y dos cuadras de la plaza de armas. En octubre del año pasado estuve en Piura y de esa radio solo queda una vieja casona, tremenda nostalgia. También había una “Radio Vecinal” de Juan Guerra, periodista atrevido con estilo y su programa “Qué pasa en la ciudad”. Dicen que hace algunos años falleció. Existía un periodista Paquito Seminario, que comentaba por las mañanas y tenía su columna en Correo, una vez escribió una increíble historia de Luis Banchero, el magnate que le compró una peluquería a un peluquero que había sido su compañero de la infancia. Al final dijo “Ese era Luis Banchero”. La competencia del tabloide era el Diario El Tiempo de muy buena presentación y más serio.

Un domingo no llegaba ningún periodista de deportes y me ofrecí para viajar a Sullana y cubrir información del partido entre Alianza Atlético y Sporting Cristal, el estadio parecía un potrero. Allí comenté en voz alta que “esta ciudad tiene fútbol profesional y no tiene estadio, en cambio Tacna tiene estadio y ya no tiene al Bolognesi”. Una persona que estaba a mi lado, me dijo que era cierto y que conoció el estadio de la calle Arias y Aragüez cuando fue a jugar por allí La Breña de Moquegua y que él era esposo de una moqueguana. Había sido cierto y el mundo a veces pequeño.

Antes de volver, en los primeros días de octubre de 1993, asume la dirección del diario Tedie Montufar, quien me ofreció un mejor sueldo y condiciones laborales porque en esa época, como no era del lugar, tenía tiempo para dedicarme de lleno al periodismo haciendo política, crónicas, reportajes y hasta deportes. Le agradecí tanto pero tuve que volver porque iba a nacer, y así fue el 30 de ese mes, mi primera hija, Lucerito.

Era la época que era redactor, fotógrafo, locutor y hasta chofer haciendo periodismo. Tuve el privilegio de conocer Ayacaba y el Santuario del Cristo Moreno y El Señor Cautivo, Paita, Catacaos, Chulucanas, Morropón, Sullana, Talara, Mallares, Mallaritos, Tambogrande, Huarmaca y otros parajes que guardo en mi memoria.

Al volver a Moquegua, me reencontré con mi “pata” Guido Falcón y Wilfredo Mendoza, con quienes publicamos el semanario Moquegua que después se convirtió en diario, aguantó un tiempo y luego desapareció. De los hombres de prensa moqueguanos ya habrá otro momento para comentar, pero tuve otra salida de mi tierra y esta vez fue Huaraz el año 2004. Fue con familia y todo.

Fue “una leche” cuando llegué y por las calles se pregonaba el gran clásico del fútbol Huaracino Sport Ancash vs Sport Rosario. Ese domingo de marzo fue al estadio y efectivamente, se trataba de dos equipados con toque de fútbol profesional. Fácil, contraté un espacio en Radio Quasar, donde colaboré con el periodista argentino Guillermo Spetale y la publicidad en la capital de la región Ancash no se hacía esperar.

Con estilo y modo de hablar diferente al ancashino, la “chamba” pegó y después pase a otros medios como Radio Melodía donde conocí al periodista Lalo Villa, un caballerazo y hombre respetado por su trabajo serie y responsable en las comunicaciones. Otro, fue Robin Hood Ipanaqué Hidalgo, ambos buenos amigos con quienes todavía nos mantenemos en contacto.

Ese año el Sport Ancash se hizo campeón de la Copa Perú y me parece que yo lleve la buena suerte como me decían. Ya en el profesionalismo y viajando tras el equipo tuvimos un accidente, para feliz término sigo vivo y coleando. También tuve una experiencia en la mina Antamina laborando en una contrata esperando la apertura de la estación radial del proyecto minero, allá en las montañas de Ancash en las fronteras con Huánuco y Cerro de Pasco.

Por Barranca, Pativilca, Chasquitambo, Cajacay, Conococha, Pachapaqui, Anasalla, Yanacancha, Huari, San Marcos, Chavín de Huantar, Recuay, Huaraz, Carhuaz, Yungay, Caraz en Ancash; en Huallanca, La Unión, Patopampa, Piscopampa en Huánuco; Los Baños, Lauricocha, Yanahuanca en Cerro de Pasco, fue otra experiencia periodística que alguna vez contaré. Ojo, esta historia no ha terminado.

Artículo publicado en edición octubre de Revista El Kalamazo

nino y el gansofuente nino y el gansoPor: Omar Iván Benites Delgado

(Moquegua, octubre 2016).- En realidad la belleza, la trascendencia, la trayectoria, la majestuosidad de la Fuente de las Tres Gracias, nuestra Fuente Ornamental, ubicada en el espacio más importante de la ciudad, la Plaza Mayor, nos ha llevado en cierto modo a descuidar y olvidar, por decir lo menos, a otra Fuente, más pequeña es cierto, tal vez no viene de Francia, cuna de la gran Revolución que le obsequió al mundo conceptos como Libertad, Fraternidad, Igualdad, la Declaración de los Derechos Universales del hombre y el Ciudadano, pero que tiene trascendencia para la historia local: La Fuente del Niño y el Ganso.

Se refiere que originalmente este grupo escultural estuvo instalado en la Plaza La Alameda y en algún momento, algún iluminado Alcalde decidió trasladarlo hacia el Atrio del templo Santo Domingo, nuestra Catedral después de que el de Santa Catalina de Alejandría o simplemente la Matriz dejó de funcionar a partir del terremoto de 1868.

No traigo las plumas porque no alcanzo

En Moquegua se cita en numerosas publicaciones una copla que hacía referencia a este cambio de lugar en 1909 según Luis Kuon Cabello, y “fue en Moquegua más sonado que las narices” parafraseando a Palma.

“De la Alameda vengo / De ver al ganso / No te traigo las plumas / Porque no alcanzo”, que reproduce en sus Antologías Ismael Pinto Vargas y localiza aquella marinera de antaño: “Tu tuviste la culpa / Que yo estuviera / sentadito en los bancos / De la Alameda / Tu tuviste la culpa / Que yo estuviera / De la Alameda vengo / De ver al ganso / no te traigo las plumas / Porque no alcanzo / Perdieron por goleada / De madrugada”

SU COMPOSICION

Esta es una escultura de dos cuerpos. El primero está constituido por tres sirenas arrodilladas, unidas por las manos y las colas entrelazadas. En la base una roca con conchas y moluscos simbolizando su vinculación mitológica con el mar. Al centro una columna como eje que soporta una concha abierta en círculo sobre las cabezas de las sirenas. El segundo cuerpo, también sobre una roca un niño que juguetonamente se aferra al cuello de un ganso estirado hacia arriba, con las alas extendidas. Su composición se origina en “El niño y la Oca” que se encuentra en el Museo de Louvre, Paris.

En la estación Central de Chile existe una escultura de “El niño y el ganso” que según la tradición chilena, fue llevada como trofeo de guerra desde Lima el año 1883.

LA FUNDICION KEMISH & MELSON

Las fundiciones tienen su propia historia. Algunas de ellas se instalaron en el Perú como la “Kemish & Melson”. Sus propietarios, los ingleses Charles Kemish procedente de Birmingham hizo sociedad con el londinense Ricardo Melson y constituyen la empresa que registran con sus apellidos desde 1858 en la Plazuela de Santo Domingo con los números 38 – 56 – 58 – 61 y 63; y en Chorrillos en calle General Gamarra. Al parecer ellos son los mismos que trabajan el conjunto escultórico que fue trasladado de Lima a Santiago de Chile al terminar el conflicto del Pacifico Sur. Los empresarios presentaron un reclamo ante el gobierno de Chile “Por el hurto de sus mercaderías y/o destrucción de sus firmas”.

Era una empresa que se especializó en ingeniera hidráulica y plomería, venta por mayor y menor de útiles para agua y a la importación de manufacturas de las mejores fábricas de Francia, Inglaterra y Estados Unidos. Su fundición también exportaba e instalaba fuentes importadas como es el caso del “Neptuno” filiación de Du val D´Osne, traída por el gobierno peruano ´para la Exposición de 1872 y llevada a fines de 1881 hasta la Plaza Aníbal Pinto en Valparaíso – Chile.

El Ingeniero Daniel Tipian Carbajal registra la Exposición de 1900 llevada a cabo en Paris con la participación del Perú. Es muy probable que la Kemish & Melson estuviera presente.

Nuestro niño sufrió un accidente en abril del 2001, se fracturó el cuello del ganso y terminó con múltiples fracturas. Don Herbert de la Flor Angulo presidió la comisión que integré con el placer de trabajar junto a mi querido amigo y llevamos las piezas fracturadas al taller de Fernando Gámez, en Yaravico. Terminó la puesta en valor y la restitución en su lugar de origen los primeros días de junio. El terremoto del 23 de ese mes y año impidieron el acto oficial de entrega a la ciudad que ya contaba con programa anticipado.

Aunque no hemos podido registrar el nombre del autor existe información web con una interesante nota: “Nací en Junín, crecí en Moquegua y Lima, Soy estudiante de Arqueología en la PUCP, amante de la historia del arte y de las religiones, de lo clásico y lo kitsch, la música y la comida”. Esperamos que esta publicación nos permita contactarlo.

Hoy, la Fuente del Niño y el Ganso constituye uno de nuestros iconos más representativos en la Historia del Arte moqueguano.

Articulo publicado en Revista El Kalamazo, edición octubre del 2016.

El Tiempo


PopUp MP3 Player (New Window)

PopUp MP3 Player (New Window)

En Vivo

Radio Studio 97

facebook compartir

Mayo 2017
DLMMJVS
123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031

Wintelsys Diseño WEB - (987-827-923)www.wintelsys.com

987-827-923

Piscos OMOKEWA: Pedidos al 953-684-498

Bella Wendolina

Centro Médico y Odontológico
Dr. Neptali Ivan Mamami Alave
CAPILLUNE R - 10.
San Francisco.
(Paralela al Hospital de EsSalud.)
Moquegua - Perú
Cel.: 953-685431
RPM: #953685431
Fijo: 053-461388

Diariamente más de 5,000

Posibles Compradores

Pueden ver su Anuncio

============

Su Publicidad

Aqui:

Llamenos al:

930-283-149

953-645-518

Quiere Comprar, Vender

Alquilar, o Anunciarse?

============

Anúnciese en

nuestro Tablón

Llámenos al:

930-283-149

953-645-518